viernes, 12 de octubre de 2007

I Drove, And I'll Do It Ever

Bueno, pues primero con los lectores. Es interesante eso de Freud, si es un deseo reprimido pues quien sabe porqué será si casi todo lo que pasa en mis sueños no es muy relevante que digamos, pero son constantes y durante toda la noche, según Sr Adán hay que hacer más ejercicio y creo que lo haré para ver si así descansa por fin mi mente, y no es para más si todo el día ando trabajando la mente, maldito ajedrez, malditas cosas innovadoras que hay que inventarse... Arturo, pues lo del sueño aún no puede ser revelado, en próximos post espera la primicia.

Comencemos.

Algo tan simple en la vida como manejar ha sido uno de los grandes placeres de mi vida, lo que el conducir hace es llevarte a niveles superiores poco veces alcanzables en actividades cotidianas, es algo que me llena de vida.

Pocos saben la historia de mi cochecín y en esta ocasión no la contaré, sólo sé que me ha dado grandes satisfacciones y grandes, grandes recuerdos inolvidables, cuantos de ellos son dignos de recordarse y otros tantos no, sin embargo el recuerdo más grato que tengo es cuando una vez siendo un domingo, no sé de que mes pero si sé que fue hace 3 años José Luis y yo tuvimos una pelea el sábado anterior y el domingo me dispuse a ir a su casa para arreglar ciertos detalles, pues realmente le gustaba hacerme esperar, pero lo más importante es que estando en un calor infernal en una primavera estuvimos discutiendo por varias horas, que si tu hiciste esto, que si tu hiciste aquello, pero lo más importante es que llegamos a un acuerdo y tuvimos un final feliz dentro de ese coche, obvio que no puedo contar los detalles que ocurrieron en ese momento, pero lo más importante es que se sucitaron las cosas de una manera increíble.

Pasando a otros detalles, puedo decir que el placer que produce el conducir es indescriptible, sin embargo el fumar un buen cigarrillo mientras lo haces y mientras recorres parajes que van más allá de la comprensión visual de aquellos que no ven más allá de su nariz hace de esos momentos algo maravilloso. Ciertamente mi cochecín me ha llevado alguna vez a dar la vuelta al estado, obvio que primero tuve que conocer un poco más a fondo como demonios le iba a hacer para darle la vuelta.

Ok, mi trabajo me ha dado la experiencia para visitar de hecho todos los municipios de este Estado de Aguascalientes, todos y cada uno de ellos y lo mejor es conocer las comunidades mas alejadas y donde la señal de celular donde dios no se acuerda que existen, donde la verdad te das nuevas experiencias de vida con los lugareños que son muy amables regularmente, otras no tanto.

Me ha llevado a la Presa Calles, donde he vivido momentos inolvidables, la que más especial atención le he puesto es cuando mis amigos de la universidad nos hechamos la pinta de clases y metimos a Wilson, comida y demás al coche, nos fuimos y nos metimos un poco a nadar, Wilson de allá para acá, cada quien tomaba una rayita de pisto, una rayita si que era mucho, pero lo importante es que ese día fue único realmente en su tipo, algunos recordarán esa ida, en sí esa ha sido la visita más importante a la presa la verdad.

En otra ocasión me llevó a Montecillos, un ojo de aguas espectacular, donde el agua caliente brota de la tierra, es una sensación indescriptible cuando te paras en ella, en esa ocasión fui con el buen Pita, Tagle e Irene. Estuvimos ahí la mayor parte del día, esto fue en el Estado de Jalisco a sus entradas.

Pues bueno, espero usted haya disfrutado de esta entrada tanto como yo disfruté el escribirla, así que pues este fin de semana ya es la ida a Guadalajara, Gato, Rodolfo, Gabriel y Diego, iremos en un viaje de proporciones épicas, jajaja, no es para tanto, pero si haré de esto un momento único, unos a ver Quidam y otros a la visita de la ciudad en todo su esplendor, noche de antro y ya veremos que pasa para entonces, ya el lunes le traeré lo que este fin de semana me ha preparado.

Así que este al pendiente y como usted ya ha hecho posible que este blog sea el blog por excelencia, le doy las gracias de antemano por escribir su comment que tan amablemente lo escribe diariamente.

4 comentarios:

@ngliK MurO dijo...

Saludines, con esta entrada recordé un escrito donde empleé como metáfora el conducir, en específico recodré una frase q decía que al conducir te conduces a tí mismo y así me lo parece en vdd.
Es increible todos los aprendizajes q obtienes al vagar y las cosas sorprendentes q puedes encontrar, asi q no dejes d hacerlo y a br cuando invitas jejeje :P. Besitos

@le dijo...

Que bien que ya conoces todos los municipios a ver ke dia me llevas jeje!!
Y bueno eso de manejar sabes k no puedo compartir el mismo sentimiento digo a mi se me atraviesan los contenedores entoces no es grata mi experiencia jijiji!!

Adan dijo...

No wey!!! y eso que no manejabas hace unos 6 o 7 añejos cuando habían calles y avenidas casi desérticas(¿?) aqui en la ciudad a horas picos... que tiempos...

Sin embargo concuerdo en luces con ud., viajar y hacerlo sólo, con la música de tu elección es la onda. Aún recuerdo dos-tres fotos de ud. cuando andaba en el "vocho" y fotografiaba tambien dos-tres atardeceres o panoramas de ud y el horizonte.

Por otro lado, eso de la contaminada esta muy feo... ayer fui a ver lo de una licencia allá por allá y ojos y garganta irritada por el continuo flujo de camiones y autos desprendiendo el mas gris de los humos coff* coff*

-=¤۩۞۩¤=-W¥zå®Ð-=¤۩۞۩¤=- dijo...

Aaaaaa!!!! Definitivamente nada mejor ke subir a tu coche y dejar ke las frustraciones, depresiones, furia y alegria se reflejen en cada metro recorrido, no se si has experimentado esto, te has subido con una furia frenetica y te pones a conducir los mas rapido posible, botando velocidades y llegando a un punto en ke el coche y tu comparten ese sentimiento de aprension?? Es increible...