martes, 13 de noviembre de 2007

Don’t Bother Going After All Of Them, Cut The Ones That Matter And Run. Suspended On Silver Wings – Pack 06

Bueno mi muy estimado, querido y casi amado lector, es hora de continuar con la leyenda de Suspended On Silver Wings, que como cada martes le traigo una anécdota nueva que lleva a nuestro personaje a cosas cada vez más estremecedoras y que definitivamente algo se esconde en todo esto, así que lo invito a que lea este pack o paquete número seis de la leyenda, espero que lo disfrute tanto como lo hice yo al escribirla.

-

Hoy ha sido un buen día, ya he hecho todas las tareas del día, el pasadizo ha funcionado de excelente manera y eso me pone feliz, el cristal ha brillado por segunda vez después de aquel día cuando lo encontré y me pareció totalmente extraño ya que hace una luz hermosa, única en su tipo, por fin estoy en el gran comedor, que podría llamarle la sala común de todo el castillo, estoy apacible fumando un buen puro con una copa de martín a un lado a la luz de las velas, tengo el cristal que sigue brillando porque me pregunto que ha sido el hecho por el cual brilla, es por eso que este momento de descanso me pongo a reflexionar, a pensar acerca de lo que me ha pasado y lo que estoy viviendo en estos momentos.

De mi bolsillo saco la hoja con la que he tocado la canción de todos los tiempos, la melodía que me hace poner melancólico, una canción que he escuchado desde niño cuando este castillo estaba en pleno apogeo, donde el sol brillaba a diario, dándonos una esperanza día a día, como quisiera que esos días regresaran, pero ya no más volverán a suceder, es aquí cuando pienso que a pesar de que las nubes ya han tapizado con su gris profundo los cielos azules, no pierdo la fe de que algún día en un futuro el sol vuelva a brillar, pero ya no como lo hacía anteriormente, sino con más resplandor y trayendo la nueva era.

Recuerdo aquella silueta mientras sigo tocando la canción de todos los tiempos, esa silueta misteriosa, aquella silueta que me hizo estremecerse la primera vez que la vi, tengo que conocer a esa persona, no me la he podido quitar de la mente, quizá sea que algo me está pasando.

Para poder seguir disfrutando de la melodía, veo como el cristal frente a mi está dejando de brillar poco a poco mientras en eso empiezo a cerrar los ojos para profundizar, que hermoso sonido produce la hoja, soy yo con mi medio, pero algo extraño sucede, comienzo a sentir presencias, abro los ojos intempestivamente y veo como muchas siluetas están por toda la sala común, estoy rodeado, sin embargo las velas ya se han puesto muy tenues, no percibo con mi vista los rostros ni nada de esas siluetas, mucho menos su vestimenta, todo es demasiado oscuro, nadie se mueve, todo está muy callado, todos tienen sus cuerpos volteando hacia mi.

Esas siluetas me he dado cuenta de que se parecen mucho a la que vi en los campos de trigo, pero porqué tantas siluetas?, porqué me están acosando de esta manera?, comienzan a reír de una forma bastante chillona, cuando en eso una de ellas se abalanza y quiere atacarme, por dios, soy hombre de paz, que debo hacer?.

Así poco a poco, todas las siluetas comienzan a moverse y a tratar de atacarme, esquivo y otras me tocan golpes, pero ya vi como es su conducta, tengo el patrón requerido con tan poca experiencia, se ahora de manera como defenderme, recuerdo que en la chimenea tengo una espada de acero rustico y perceptiblemente oxidada, la tomo y ataco a la primera silueta, he comprendido que no son más que producto de la ilusión del castillo, que otra cosa puede ser, a caso dejé entrar algo que me este oscureciendo mi castillo?, sigo cortando a diestra y siniestra aquello que nunca debió haber existido en primer lugar dentro de mi castillo, nada que este dentro debe hacerme esto a mi.

Hombre de paz, pero tengo que defenderme.

No me preocupo por cortar a todas, solo corto las que importan para poder correr lejos de esas siluetas nefastas y cortarlas a todas de un solo tajo, para acabar con la inquietante oscuridad maligna que por algún error logró entrar a mi castillo.

El cristal brilla con su hermoso resplandor para poder ver todas las siluetas y justamente en ese momento mi espalda comienza a doler y un haz de luz ya un poco más grande que los haces que he visto anteriormente ilumina el centro de la sala común, los corto a todos de una sola vez y a mi espalda se le forma una joroba que duele insoportablemente, esto es una maldición, alguien está escondido haciéndome una maldición? O simplemente hay algo que me está indicando el camino con el dolor que tengo que pasar para llegar a la felicidad?, lo cierto es que he visto durante el combate una silueta calmada, serena, observando, sin moverse, en este momento me he dado cuenta de que es la silueta que había visto en los parajes de trigo, pero entre tanta conmoción no logré volver a verla.

Así logro ponerme de pie seguro de que no volverán a aparecer nunca más esas siluetas macabras, me cercioro de tratar de ver el error que cometí al dejar algo abierto y cuando logro ver el error lo he solucionado todo ahora, todo vuelve a ser tranquilo, mi joroba ahí está, una carga más?, no lo sé, lo único que sé es que no pesa para nada y no me estorba que es lo que más me preocupaba.

-

Pues este fue el pack 06 de la leyenda, es así que pues ya está a punto de llegar a su fin, estamos en los últimos capitulos de la leyenda a la espera de la nueva temporada de Happy Season 02, siga en sintonía que este blog aún tiene mucho que ofrecerle y nuevas sorpresas para la vida revolucionaria, es ahora cuando usted pasa a dejar su comment que como siempre vale y cuenta.

2 comentarios:

Adan dijo...

Saludos.. Parece que la poesia esta a todo lo que da... No dejes que el cristal se apague !!! jajaja... Mientras el cristal de luz... siempre habra sombras... pero si se apaga completamente solo será vacio.

Demasiado en primera persona... algunos capitulillos se verian bien en tercera y con dialogos... pero es tu historia no la mia...

-=¤۩۞۩¤=-W¥zå®Ð-=¤۩۞۩¤=- dijo...

El instinto de defenderse a toda costa.. El instinto hablando cuando percibes el peligro... Garras mostradas ante el inminente sentido del miedo. Pero es realmente necesario? Muchas veces el ponerse a la defensiva nos hace perder cosas simplemente por no saber exactamente ke es...