lunes, 26 de noviembre de 2007

A Little Of That

Gracias a todos por los comentarios de la semana pasada, muchas gracias por los buenos comments hacia un servidor, créanme que me esfuerzo día a día para hacer de este blog el blog por excelencia y mantenerlo así.

Este fin de semana se suma a la racha de buenos fines de semana que se han presentado desde hace meses a la fecha.

Todo comienza con que el viernes no fui a trabajar ya que me la debían, normalmente lo que haría sería quedarme en casa y jugar Metroid Prime 3 Corruption, pero decidí que no fuera así por la sencilla razón de que quería que fuera algo diferente esta vez.

Decidí ir a la Presa Calles una vez más, ese lugar mítico donde los sentimientos afloran y te hacen recordar los momentos más entrañables que han pasado en tu vida, momentos que se han sometido a las más encarnizadas batallas a través de tu corta o larga vida. Casualmente encontré una roca perfecta, como para que fueras a sentarte en ella, una piedra que invitaba a la reflexión y a la paz que tanto necesita el ser humano.

Un poco de eso, un poco de aquello, se ha hecho presente un patito que realmente fueron muchos, consecutivamente a eso un poco de pizza, un poco de viento trae hacia ti el sentimiento más importante, el viento que susurra a tu oido las palabras que quieres decir, todo combinado en un mar de augurios que te incitan a hacer algo más allá.

Sin olvidar el buen cigarrillo que se disfruta siempre se nota como el viento también está invitado a fumar conmigo, definitivamente un momento que jamás voy a olvidar, un momento único, en el cual he decido resignificar de ahora en adelante los días 23, los días que serán únicos y mágicos, un cambio totalmente nuevo y alentador.

Eso fue el viernes, contando lo del sábado se pudo aún mejor, ya que fui al Night, al principio todo bien, botellas de absolut, botellas de torres, pero parecía agua las hijas de ... jejejeje, bueno, pisteé muy a gusto, disfrutando de la buena compañía y comentarios alentadores, lo malo, bueno, no quiero recordarlo, realmente estuvo excelente todo el momento, pocos de los cuales puedes disfrutar en su momento.

Esto fue lo que pasó en mi fin de semana. Esto se pone cada vez más bueno porque nos acercamos a la recta final. Mañana le traeré un episodio más de la leyenda de Suspended On Silver Wings, ya que pronto sabremos más detalles en los últimos 4 packs que faltan por ser mencionados. Déjeme comentarle que ya tengo mi sección de radio, mi agenda de trabajo ya está establecida y pues de aquí a lo que resta del año laborable tengo actividades que me serán de mucha utilidad.

Es aquí donde usted tiene toda la información necesaria y compatible claro está para que usted haga su comment de manera dedicada y razonable como lo ha hecho hasta ahora en estos 4 meses de existencia de este blog que incansablemente todos los días tiene una actualización nueva.

4 comentarios:

Luigi dijo...

Después de tener varios días sin poder leerlo por fin ya me puse al corriente. Es interesante conocer más de tus amigos y lo bien que te expresas de ellos. Poca gente se atreve a decir lo que siente, como tu lo haces.
Del fin que para mi caso fue un poco largo desde el jueves. Sin embargo genial han pasado muy pocos como este.

Adan dijo...

Pues que a todo dar...

Aunque no estoy de acuerdo como es que el viento disfruta que lo contaminemos (además de que el viento hace que el zigarrillo se consuma poco mas rápido), en general se ve que estuvo bien...

Falto decir admás que el sabadaba te la pasaste viendo Dr. House en vez de atender aca a lo del juego jajaja

Saludos

@ngliK MurO dijo...

Hola
Q tal? pues mejor aún si hubo capítulos del Dr. House, jejej ese personaje q me fascina.
Parece q este fin de semana fue uno de esos q se necesitan para detenerte un momento y ver donde estas parado, de donde vienes y a donde vas... hablando de eso ¿la toluqueña q???? jajajaj, ntc. Besos.

@le dijo...

Que bien que te vayas a alejar de toda la "civilizacion" aveces hace falta ese tipo de calma y contacto con la naturaleza y si hay patitos que mejor jejej!