martes, 28 de abril de 2009

Mi Viaje A Maruata 2009

Bueno mis muy estimables lectores que siguen pendientes de las publicaciones de este blog que sin duda sigue siendo una referencia más para todos ustedes.

En ésta ocasión me dispongo a contarles lo que hice o pasó en mi viaje a las playas de Michoacán, más en concreto con Maruata.

Bueno, pues salimos un 8 de abril del 2009 con rumbo a esa playa, el viaje estuvo digamos bien, ya que como es costumbre no pude dormir mucho que digamos, pero eso no detuvo, llegamos a las 8 de la mañana del día siguiente, por lo que a continuación buscamos donde quedarnos mis amigos y yo.

Una vez instalados comencé a beber unas chevecitas y así consecutivamente, ese día recuerdo que fui a darme una vuelta por la playa, a mojar los pies y sentir que ya estaba ahí después de 3 años. Vi a personas que iban en el viaje y me acerqué a platicar con ellos y pues todo muy tranquilo, para esa hora de la mañana yo ya andaba pedo. Regresé a la casa de campaña y nos dispusimos a comer, aunque no recuerdo bien que era lo que comí, era mariscos eso si lo recuerdo, pero equis.

Después de eso seguí bebiendo y bebiendo, cuando un amigo y yo fuimos a otras de la playas del lugar donde también había gente y nos encontramos con otros amigos de la uni y una amiga que está conmigo en el salón, así pues seguimos pisteando tranquilo. Ya siendo más noche tuve que mear, tons pues después de eso recuerdo que oscureció y en el trayecto de vuelta había un grupo de gente que estaba tocando con los tambores, a lo cual me quedé, olvidando que estaba con mis otros amigos, ahí está que nadie bailaba y hasta me desinhibí totalmente animando a la multitud, creo que hice un oso, pero en fin, a quien le importa, al terminar yo no sabía como regresar a parte de la peda recuerdo que caminé entre matorrales y la hierba, imagínense como andaba ya, así no recuerdo por cuanta cosa pasé, el viaje me pareció eterno y por fin llegué a la playa donde estaba, ya solo ubiqué mi casa y me fui a dormir.

Al día siguiente desayunamos frijoles y huevo, muy rico, yo hice los frijoles, jejeje. Ese día nos llevaron a dos playas, las cuales fueron La Manzanillera y El Zapote, ya para esas horas ya andaba pedo, ya que estuve pisteando en el trayecto, más adelante pues esas playas están chidas las verdad, recordando que me había enamorado de El Zapote ya no lo sería más con respecto a lo que más adelante le mencionaré. La Manzanillera con agua verde muy chida y el Zapote agua azul llena de coral.

De regreso a Maruata seguí pisteando muy tranquilamente y en eso me fui de nuevo a por la playa para relajarme un rato, de ahí cuando regreso pues ya no habia mucho que hacer, así que fui a la tienda más cercana, compré un six y me fui por toda la playa y casi al final de la misma me senté a contemplar la luna que estaba llena en ese momento.

Después de no se cuanto haya pasado seguía yo en la peda, me aburrí y me regresé a la casa de campaña, cosa a lo cual ahí estaban los vecinos de casa de campaña, le invité las cheves que me quedaban y nos fuimos a dormir.

Para el sábado nos llevaron a dos playas más, El Faro y La Llorona, que hay un letrero que dice que es la playa que llora, en El Faro comimos a gusto unos ricos camarones en coctel en un restaurante que está en una roca precisamente, subimos hasta donde se encuentra el faro del lugar con una vista espectacular e impresionante, yo pues estaba pisteando aún, tons pues yo seguía en la peda.

La Llorona, haaa!, que agradable lugar, recuerdo que habñia dicho que me había enamorado de El Zapote, cosa a lo cual quedó en el pasado tras sentir la playa de La Llorona, esta playa plana, de olas sin igual que te invitan a meterte y permanecer, puedes quedarte ahí horas, las olas son amables y ellas son las que te invitan a jugar, la arena, y sobre todo casi sin gente que eso es lo que más me agrada.

Yo simplemente me enamoré de ésta playa, esa playa será de ahora en adelante mi amor de ensueño. Bien, pues yo seguía en la peda claro está, pues regresamos a Maruata, donde sacaron las botellas que traían y nosotros traíamos una de vino blanco, a lo cual les sugerí jugar a "Caricachupas", donde el que se equivocara en los nombres de lo que se pronunciaba tenía que darle al "chinguere" que se puso en ese momento a la orden un servidor en dar los "chingueres".

Estuvimos así por dos horas cuando ya se notaba lo pedo de todos, una de las que era vecina de ahí ya no sabía pronunciar y decía "caricaputas"..."pre...senta"... jajaja, fue muy divertido, tantas risas, gritos, alegría, peda y pues ya cada cosa que nos inventabamos... "que ricas putas... presenta"... "casi me la chupas"... "tu me la chupas"... "con todo y putas"... entre otras frases muy graciosas, todos estabamos muertos de la risa.

De ahí nos fuimos a la playa caminando donde se organiza el toquín de música electrónica, pues bien, ya andando pedos el que organizaba el viaje amigo mio, nos guió, así me ahorraría la pena de volver a pasar lo mismo de la primera vez.

Llegamos, me perdí un rato mientras empezaba, chelas y tambores de nuevo. Después de unos minutos regresé ya con la música a todo lo que daba, bailando y bailando y pisteando por supuesto.

Después de un rato nos regresamos y los vecinos se metieron a dormir a su casa de campaña y pita, marco y yo nos fuimos por la playa y encontramos más música. Nos quedamos dormidos en la arena y de rato nos fuimos a la casa de campaña, donde yo ésta vez me dormí en la amaca que habíamos puesto.

A la mañana siguiente saqué mi botella de whisky y comencé a chingarmela, para la 1 de la tarde ya andaba muy pedo y en eso conocí a unos tipos que estaban enfrente de mi, me puse a platicar con ellos, seguían en la peda también y en eso sacaron una pipa chica obvio con marihuana, a lo cual le di un golpe solamente para que no me pasara lo que me pasó la primera vez, que nunca permitiré que me vuelva a pasar.

Pues obvio no me pasó nada y todo estuvo chido, a las 4 de la tarde ya todo mundo subió a los camiones y el trayecto de regreso se dio. Para más fotos, puede usted visitar mi espacio en: http://spaces.msn.com/leonkazartmex.

Así que pues este fue mi viaje a Maruata, ¿porqué es fabulosa esta historia?, bueno, porque regresé a mi playa favorita y me enamoré de otra a parte de que tuve la peda más grande de mi vida que duró 4 días.

Es aquí cuando pasa a poner su comment que como siempre vale y cuenta.

2 comentarios:

alejandro dijo...

que chido viaje =) Sr. Leon le platico que yo andaba por alla en los mismos dias =P hubiera estado chido toparnos, pero bueno será para otra ocasión, saludos que estes bien =D

Blowgjob Team dijo...

Saludos

Me limitaré a comentar que es genial que te acordáras... porque hay que tener buena memoria para decir que aparte de feliz siempre estuviste ebrio